Proceso mecánico que busca mantener la calidad de agua, mediante la limpieza de los reservorios que la contienen.

Adicionalmente se desinfecta mediante el uso de desinfectantes autorizados para uso en el país y para estos tratamientos.