LA PRINCESA Y EL MAKECH

Cuenta la leyenda que Cuzán era una princesa maya muy hermosa que estaba comprometida con el príncipe Ek Chapat, pero se enamoró de un guerrero de pelo rojo llamado Chalpol.

La princesa y el guerrero vivieron una apasionada historia de amor hasta que el padre de Cuzán se enteró de que su hija tenía encuentros clandestinos con un plebeyo y ordenó matarlo.

Los llantos de la princesa hicieron que el rey se apiadase de ella y perdonase al guerrero del pelo rojo, pero mandó convertirlo en escarabajo makech para entregárselo a Cuzán, quien lo adornó piedras preciosas y se lo colgó en el pecho para cumplir la promesa que le había hecho a Chalpol de llevarlo siempre cerca de su corazón.

Esta hermosa historia es la que ha dado origen a esa curiosa tradición de llevar escarabajos vivos adornados por piedras de colores en México. El escarabajo es un coleóptero conocido como Yucateca, el cual puede medir hasta cuatro centímetros.

Es fácil hallarlos en los mercados de Mérida, escarabajos adornados con piedras y una cadena unida a un imperdible, hace factible poder usar estos animales como broches,  desde la solapa pudiendo moverse tanto como el tamaño de la cadena se lo permite.

Pero no creo que sea una saludable (para los escarabajos) manera de conservarlos, no pidáis por favor uno de éstos a vuestros amantes…

LA PRINCESA Y EL MAKECH

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to top