GESTION INTEGRADA DE VECTORES

El enfoque clásico para control de brotes de enfermedades se basa en una triada clásica, patógeno, huésped y ambiente. Sin embargo esta mirada deja fuera al responsable de enfermedades tan severas como la malaria, el dengue, el zika o la enfermedad de lyme; el artrópodo vector.

dengue-manejo-clinico-ops-5-728

El continuo aumento de casos de la enfermedad de Lyme en Estados Unidos transmitida por garrapatas y la aparición de arbovirosis como el zika, el mayaro y la chikungunya, han puesto en debate la necesidad de una revisión a este enfoque epidemiológico.

La complejidad de las enfermedades transmitidas por vectores, no puede ser definido simplemente con el enfoque clásico por ello que se requiere tener una visión mas amplia y con mayores criterios en discusión. La propuesta es denominada Gestión Integrada de Vectores, las estrategias aplicadas en este nivel son mas sostenibles y eficaces.

El nuevo modelo pone el mismo énfasis en vectores, patógenos y huéspedes en la propagación de enfermedades transmitidas por vectores, todo dentro de la influencia más amplia de su entorno común. De manera similar, la participación y la educación de la comunidad a través de la ciencia ciudadana son esenciales para aumentar el papel del individuo en la prevención de picaduras de mosquitos y garrapatas.

descarga

El caso de la encefalitis japonesa es un importante ejemplo de la necesidad de estrategias adecuadas de gestión integrada de vectores. La encefalitis japonesa afectó aproximadamente a 68,000 personas, la mayoría menores de 14 años, en 2011, principalmente en Asia y en la región del Pacífico occidental. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., Las personas infectadas pueden desarrollar inflamación del cerebro, lo que provoca dolor de cabeza, fiebre alta, desorientación, coma, temblores y convulsiones, y aproximadamente uno de cada cuatro casos es mortal. Sin embargo, a los humanos se los considera un huésped “sin salida” para el virus de la encefalitis japonesa; no se transmite de humano a humano En cambio, el virus de la encefalitis japonesa se transmite a los seres humanos exclusivamente por los mosquitos que se infectan después de morder a los huéspedes “reservorios” como los cerdos y las aves. Los investigadores dicen que esperan que una mayor apreciación del papel de los vectores en la transmisión de la enfermedad conduzca a métodos de manejo más sostenibles que sean rentables y reduzcan el uso innecesario de plaguicidas.

GESTION INTEGRADA DE VECTORES

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to top